Hipotiroidismo autoinmune o de Hashimoto 

Hipotiroidismo autoinmune o de Hashimoto 

El hipotiroidismo autoinmune, también conocido como enfermedad de Hashimoto, es una condición médica en la que el sistema inmunológico del cuerpo ataca la glándula tiroides y la destruye lentamente, lo que provoca una disminución en la producción de hormonas tiroideas. Esta afección es más común en mujeres y puede causar una serie de síntomas desagradables, como fatiga, aumento de peso, depresión y problemas de memoria.

Solución

La solución para el hipotiroidismo autoinmune implica el tratamiento médico, pero también hay cambios en el estilo de vida y la dieta que pueden ayudar a mejorar los síntomas y la calidad de vida de las personas que la padecen. Es importante trabajar con un equipo médico para determinar el mejor tratamiento, ya que cada persona puede necesitar diferentes dosis de hormonas tiroideas sintéticas, suplementos naturales, tipo de dietas, una actividad física específica y el apoyo psicológico para tener las herramientas necesarias.

Dieta

Una dieta saludable es fundamental para el tratamiento del hipotiroidismo autoinmune. Una dieta baja en carbohidratos simples y alimentos ricos en almidón, puede ayudar a reducir la inflamación y mejorar la función intestinal. También es importante incluir suficiente proteína en la dieta para ayudar a mantener la masa muscular y la energía. Además de tener en cuenta que hay pacientes a las que se les tendrá que retirar el gluten, la lactosa, la proteína de la leche de vaca o algunos alimentos bociogénicos de forma temporal o permanente. Además necesitamos una dieta que incluya 

Suplementación

La suplementación con nutrientes específicos también puede ser útil para las personas con hipotiroidismo autoinmune, pero siempre con la valoración de una analítica previa para determinar realmente si existen déficits. Algunos nutrientes como el zinc, la vitamina D, el hierro, el glutatión, el ácido fólico, la vitamina B12, la vitamina A, el selenio, entre otros, pueden ayudar a mejorar la salud de la tiroides y reducir los síntomas, además de ayudar a mejorar la función cerebral y el cansancio o falta de energía que se suele sentir. 

Algunos de estos nutrientes se pueden cubrir con una buena alimentación, pero con otros necesitamos ayuda de los suplementos sí o sí.

¿Pueden bajar los anticuerpos tiroideos?

Aunque el hipotiroidismo autoinmune es una enfermedad crónica, los anticuerpos tiroideos pueden reducirse y, en algunos casos, incluso desaparecer con el tratamiento adecuado. Esto significa que las personas con esta afección pueden recuperar la función tiroidea normal y mejorar sus síntomas. 

Si existen sólo anticuerpos positivos y de momento no hay una alteración de otras hormonas tiroideas o sintomatología, no es necesaria la medicación y no se tiene la enfermedad. Sino que al tener anticuerpos positivos se aumenta un 4% más al año la probabilidad de desarrollar hipotiroidismo. 

Las enfermedades autoinmunes pueden acabar desencadenando una mala calidad de vida o problemas intestinales y emocionales graves, sino se pone remedio.

Las enfermedades autoinmunes como el hipotiroidismo de Hashimoto, no sólo afectan la salud física sino también la mental. El estrés y la ansiedad pueden empeorar los síntomas y a su vez pueden acabar causando una peor calidad de vida. 

Además, las personas con enfermedades autoinmunes a menudo tienen problemas intestinales, como la celiaquía, el síndrome del intestino irritable o desarrollan intolerancias (que pueden ser tratadas y desaparecen). Todo esto puede empeorar los síntomas y disminuir su calidad de vida. Es importante abordar todos estos aspectos para una mejor calidad de vida en el futuro.

En conclusión, el hipotiroidismo autoinmune es una afección médica que no debe subestimarse. El tratamiento adecuado (estilo de vida saludable, que incluye alimentación, actividad física, gestión del estrés y medicación y suplementación si fuesen necesarias) puede marcar una gran diferencia en la calidad de vida de las personas que padecen de esta enfermedad. Por estas razones es importante trabajar con un equipo médico interdisciplinar que cuente con endocrino, nutricionista, entrenador personal, fisioterapeuta y psicóloga para desarrollar un plan de tratamiento adaptado a cada persona.

Buscador

Categorías

Útimas entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En que puedo ayudarte?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?